Poesía y Narrativa en andas

Arte verbal

Posts Tagged ‘CESC FORTUNY I FABRÉ’

MÉTODOS PARA AHOGAR CON LA NARIZ, poemas de Cesc Fortuny i Fabré

Posted by epanadiplosis en 27 febrero, 2019

Cesc Fortuny i Fabré

Presentado por ediciones La náusea, epub de libre bajar en
https://lanausea2000.blogspot.com/p/ln-ediciones.html

MÉTODOS PARA AHOGAR CON LA NARIZ
de Cesc Fortuny i Fabré

Comentario de Jaume Vendrell Ginel

“¡Déjame en paz!

Me piden que lo insulte
que lo vapulee, que lo ridiculice

Pero a mí me dan más risa sus hijos”


¿Será este profundo dolor de cabeza el causante de que todo sea tan denso y real? Sobre la mesa hay un pájaro que se convierte en ceniza y una botella de vino a medias. Para colmo, hace ya mucho que huele mal en estas calles desoladas, extremadamente mal. Un insoportable hedor a carne putrefacta ha cometido el mayor de los delitos en este mundo apocalíptico que osamos destruir desde el origen de las conciencias: privar de libertad al sentido del olfato. Se ha apoderado la peste de todo y de todos, es el monopolio de la mierda contra las fosas nasales; todo huele a podrido. Es el fin. Entonces nos las tenemos que ingeniar para describir los olores que nos fueron arrebatados con todo tipo de artimañas, practicando el arte de la sinestesia como lo hacían Rimbaud y sus socios simbolistas, construyendo y deconstruyendo jeroglíficos para narrar lo que no olemos, lo que nos fue privado por tal vez un acto caprichoso del organismo.
Es el primer golpe, la carta de presentación de este “Métodos para ahogar con la nariz”; son las credenciales con las que el amigo Fortuny se dispone a arremeter contra todo lo relacionado con la sociedad occidental, y en consecuencia, contra todo dogma católico (aunque en este lodazal que nos compete, paradójicamente, el cuerpo que viste nuestras almas no ha de ser necesariamente un modelo a seguir en vida para alcanzar el paraíso, sino que gracias al yugo que soportamos desde que abandonamos el coño de la madre, “la culpa”, optamos por la autodestrucción hasta el cese de la luz, convirtiéndonos así en un triste recuerdo abocado a caer sin remedio por los ojos de los seres queridos).
Cargadas de innumerables e innombrables códigos cabalísticos, con un carácter simbólico me atrevería a decir que insultante, las páginas de este poemario nos muestran el camino hacia la única redención posible del ser humano de occidente al que nos referimos: la búsqueda del Santo Grial (para el Budismo “Disco solar” o rueda del dharma; para el Taoísmo, representado en el vaso de Kwan Ying, la Virgen Celestial taoísta que encarna la armonía, sabiduría, compasión y pureza) como alegoría de la salvación a nivel espiritual dentro de cada uno de nosotros (sin pasar por alto las leyendas caballerescas medievales del rey Arturo y su mesa redonda, prueba de ello el caballero Parfisal, nombrado en el poema “Bukake con Wagner de fondo”) o en su defecto, desaparecer arrastrando el “mea culpa” atribuido para que así, los futuros cimientos, sean más sólidos si cabe.

“como nuestra miserable
permanencia; resígnate y echemos a correr
como unos hijos de la gran puta
descendiendo al infierno celeste
trascendiendo al universo
de las Coca-Colas


¡Solve et Coágula!“

Y es sobre este latinismo tatuado a fuego en sus antebrazos, donde el autor, calzado con una cabeza de macho cabrío, vistiendo cuerpo de hombre y alas, surfea sobre los siete principios universales, pero sobre todo haciendo hincapié en el concepto, o mas bien dicotomía de la “creación-disolución”, o “construcción- deconstrucción”, porque todo proceso de transformación es a la vez un proceso destructivo y constructivo, ya que un nuevo orden requiere la destrucción del anterior.
Con todo, Fortuny se nos presenta como el mesías. El profeta portador de un único virus: la verdad (y no precisamente la que nos han transmitido los vencedores por los siglos de los siglos); la dura ascensión entre montañas y montañas de basura para ya en la cima darnos de bruces contra lo evidente: kilómetros y kilómetros de mierda hasta la línea del horizonte; y más allá.
Cabe destacar también las fórmulas narrativas que utiliza el autor para el posterior desarrollo de los poemas que nos competen, donde en la mayoría de los casos, los protagonistas, son animales.
Ya sea para contar la vida sorteando una especie de censura prefabricada y tormentosa, y con ello los vicios del hombre y la sociedad que se presume detesta; ya sea porque una de las pocas vías – sino la única – que tiene el hombre de formar parte de la naturaleza es volver a su estado más salvaje, o simplemente para ordenar en versos los retales de sus pesadillas, el autor, dota al conjunto de los textos de elementos de difícil interpretación, algo así como una pulsión onírica que nace del subconsciente y que se adhiere a las raíces ocultas de las fábulas de toda la vida (aunque aquí, con perdón para Esopo y Samaniego, la cigarra no es más imbécil y despreocupada que la hormiga trabajadora), incluida la moraleja como sentencia (siempre con un fondo de armario mucho, pero que mucho más salvaje):

“Tengo el antipolillas que me pediste
los culos de los mandriles son hermosos
porque reflejan la luz en tonos rosa
si no eres ningún insecto
el antipolillas no va a suicidarte”

o

“Sáltate la intro y ve directo a los muertos
y ve directo al sexo
y cósete la boca


los patitos rondan las guarderías”

En definitiva, nos encontramos ante una crítica social arrolladora al más puro estilo William S. Burroughs y su “Almuerzo desnudo” (aunque aquí la República de Libertonia es sustituida por Valdepeñas, Segovia, Tenerife, Astorga, Algeciras, Salamanca o Majadahonda, y donde el Dr. Benway, el “Total desmoralizador”, se multiplica y manifiesta en todas y cada una de nuestras podridas conciencias) donde la culpa (no pocas veces representada en trastornos de anorexia y bulimia en la serie de poemas “Ofelia y las vomitadoras”, en “Barbie fagocita su acné”, o en “El amor de los michelines vomitados”) y los hilos dogmáticos que la sostienen, arremeten contra los hijos semidesnudos del Dios todopoderoso: ¡Uno y trino! ¡Uno y trino!

 

Jaume Vendrell Ginel
Granada, febrero de 2019

———

cariñosos pollos oso

Los Pollos Oso están confusos
no saben si tienen pico o garras.

Están soberbios con sus abrigos
en la guerra tienen poco aguante.

Son muy suyos los Pollos Oso
no perdonan a sus mayores

… ni cuando estos ya no olisquean.

Los Pollos Oso caerán enfermos
no pueden parar de masturbarse.

Con sus sinrazones y sus colmillos
los Pollos Oso amarillean con los años.

Se joden con la lluvia y no comen
los jueves, si es invierno.

Los Pollos Oso tienen bastante
con un par de amigas azuladas.

Ahora los Pollos Oso ya no
son como los de antes.

Comen tinta y se tiran pedos.

¡Ay! Cariñosos Pollos Oso
¡Ay! Cariñosos Pollos Oso

masturbación lunar IV.III

La luna se masturba y yo tengo cistitis
en eso consiste la democracia,
no tenemos nada en común y no osamos odiarnos.

En tres movimientos te arranco un ojo,
en tres movimientos noto erección,
la luna se masturba y yo me quito el barro.

Entre ellos no se nos nota hinchados,
son gordos y rojos, como sandías
pero ella no pierde tiempo y en cuanto puede
se quita el polvo de la entrepierna.

Si te tengo que dar dinero
prefiero que cortes el césped,
prefiero que cortes el césped de mi casa, ¡sí!
Prefiero tener una casa con césped
que ir de putas.

los gusanos desalmados

¿los gusanos tienen alma cuando fabrican seda?

Marco Polo dice que no,
que se lo han dicho las voces:
los gusanos desalmados,
los gusanos de Doña Inés
que le pudren las entrañas,
tan ásperos y risueños,
tan juguetones y rezumantes;
y con los ojos recién peinados,
y con su cháchara estrafalaria,
con ese ir y venir de gusano.

los gusanos tienen cisternas

todos ansiamos agusanarnos
para reír entre dientes,
para competir por las muelas,
en hogueras para freír,
para tener cisternas,
ser queridos, y ser protecciones
colirio y osmosis en verde,
y azuladas formas que provocan estupefacción
¿acaso no sienten lo mismo,
el amado en su cama y el gusano en su cubil?
nos quieren y nos respetan
el magullar del desierto,
las fosas nasales.

Los fermentos caucasianos tienen
raspados vaginales, y no
no tienen alma para seguir siendo gusanos.

—*

Anuncios

Posted in CESC FORTUNY I FABRÉ, JAUME VENTRELL GINEL | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

 
Revista Guka

Buenos Aires, Argentina

Revista Literaria Dársena Sur

Poetas, Escritores, Libros - Desde Buenos Aires, Argentina

POESÍA UNIVERSAL CONTEMPORÁNEA

El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez. (Jorge Luis Borges)

SCA´Blog

Bienvenido a la pagina de Abre tus manos

Revista "La Quimera"

Espacio colectivo en donde el arte converge en una quimera.

elblogdelur

locuras, corduras, en fin... de todo un poco...

cristian sabau

allez, allez, revenez...

Ricardo Rubio - Bitácora

Intención verbal

EPANADIPLOSIS

Libros - Notas - Comentarios

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

La letra pequeña crece

Cosas que se me pasan por la cabeza y que me atrevo a escribir...

La realidad alterna

Poesías, relatos, diario de sueños

DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia

Literatura en papel

Ensayos - Notas - Reseñas